UNA CORRECTA GESTIÓN DE LA FUERZA LABORAL HACE MEJORES A LAS EMPRESAS

La fuerza laboral hoy se caracteriza por ser global, con mayor acceso a la información, con más alternativas para capacitarse, conocedora, usuaria y exigente de nuevas tecnologías. Por ello, se necesitan nuevos enfoques en su administración.
Un reciente informe elaborado por The Best Place to Work en Perú, las mejores empresas para trabajar administran su fuerza de trabajo con modernas herramientas de gestión (5 de cada 10 usan Kronos, por ejemplo).
No importa el rubro, tampoco si tienen mil o cinco mil personas a su cargo, lo importante y común de estas firmas es que han comprendido que administrar de manera eficiente la fuerza laboral tiene diversos beneficios, tanto para su administración, como para sus objetivos de negocio y, por supuesto, para sus colaboradores, redundando todo en un mejor ambiente de trabajo.
Muchas veces, la fuerza laboral es –además- geográficamente dispersa y para gestionarla se hace incuestionable una solución integral que no solo mantenga a raya los costos, sino también que aumente la productividad y mantenga al empleado satisfecho.
Así, una empresa u organización ordenada en este aspecto, en donde las personas se sientan a gusto en todos los ámbitos que la afectan, claramente será el mejor lugar para trabajar. De ahí la importancia de soluciones que posibiliten la gestión en línea de la capacidad operativa.
Una buena gestión de la fuerza laboral no solo compete al área de recursos humanos, sino que es una decisión estratégica y transversal que debe ir alineada con los principales objetivos del negocio, ya que está en directa relación con la posibilidad de reducir costos y aumentar la productividad, así como la satisfacción de colaboradores y clientes.
Además, es un apoyo para la mejor toma de decisiones a nivel gerencial y para actuar de forma proactiva más que reactiva. Y ello, solo se consigue con herramientas especializadas que permitan contratar, planificar y analizar los recursos de mano de obra a modo de lograr un impacto óptimo.
Porque para que un lugar de trabajo sea el mejor, uno de los principales factores es que sus empleados estén satisfechos y eso sólo puede ocurrir con soluciones tecnológicas expertas que, entre otras cosas, transparenten las labores, minimizando los riesgos de incumplimiento e incentivando un mejor desempeño.

Mira el artículo original en el siguiente link.